Apuesto a que has dicho esta expresión al menos una vez en tu vida con un corrector o te has burlado de alguien que parece un panda triste en una foto. Bueno, t